jueves, octubre 05, 2006


THE BETTY´S HEART.

- Darling, my hear is broken. How are you?

Estas fueron las primeras palabras que mi pequeña Betty me dijo cuando volvi a mi ciudad natal para verla.

- Siempre has sido demasiado buena- la dije yo. - Asi te pasa cariño, que la gente abusa de ti.

Y es que a mi amiga Betty, la gustaria ser una aventurera loca como yo, y ser mala, como la "bruja averia", pero no la sale. Debe ser por que su madre un ser sobrenatural y generalmente incomprendido le ha trasmitido por genita y constumbrismo, la bondad infinita llegando a la tontuna. Practica a veces el arte del egoismo y del ser una cabrona, pero se queda en ser malilla simplemente y hacerse valer frente a la gente.

Hace un mes en un electro cardiograma, le vieron anomalias en el corazon.
"Creo que lo tengo demsiado grande y delicado" pensó.
Y no es de estrañar...
Mi amiga Betty, lleva años trabajando con y por los inmigrantes, sobretodo con niños y mujeres marroquies. La pequeña Betty ocupa sus fines de semana en niños, discapacitados y en su familia. Estudia y ademas trabaja.
A ella le gustaria ser divina, pero no una divinidad griega ni romana, sino una diva del pop, que viste Prada, con un superheroe que la agarre por el talle, en un bulevar Parisino y besar a un amante cuando no la vea nadie. En cambio ella, viste de trapillo y baratijas, escucha predicar sin dar ejemplo, pero ella si que cumple casi todos de los 11 mandamientos. (El 11 es haz bien y no mires a quien)

Y ha sido por este, por el 11, que ahora que la veo de nuevo, no la reconozco:

- Me han llamado racista y me han mentido. Bien sabes que no me gusta la mentira. Dicen que me envidan y no saben, que, aunque rica heredera en un futuro, no tengo ni una entrada para el teatro. No puedo hablar de ropa o de rebajas. Solo lloro mi pena en los rincones. Mis compis de trabajo no me entienden, mi novio piensa que deliro, que no a de ser para tanto el sufrimiento.

Y es que a pasado de pasar de quien pasaba de ella a luchar junto a su madre contra todo. Y es que un cuerpo tan pequeño ya se cansa de llevar en su pecho un corazon tan grande.

3 comentarios:

El Barquero dijo...

" Me invade la ira, cuando veo a mi Iglesia".
Es el epigrafe del ultimo libro que me has regalado querida, y quizas un resumen de tus vivencias en los ultimos meses.
Me atrevo a responderte tras leer tu amargo comentario. Como bien dice tu madre, Dios, no tiene la culpa.
A pesar de las decepciones y desilusiones, la indiferencia...; debes creer, en los hombres, en Dios. Dios todopoderoso, tu Dios, mi Dios, el Dios de Inglaterra, el Dios de Sión.
No dejes que destruyan el templo de Fe, que Dios a forjado en tu corazon.

Se querida, que Betty es tu otro yo. Tu misma, pero oscura, herida , rota....
Se que has dejado de amar, que buscas sexo y no amor, pero vi en mis cartas que no lo encontraras...eres demasiado dulce, demasiado buena, para lanzarte al vacio, y si lo haces me tendras siempre al otro lado del embarcadero.
Baraka lahu fyik
All ahu akbar
Adonai elohenou.
Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

enhorabuena

Anónimo dijo...

¿Cuánto de ti habrá en el personaje? ¿Quién te hizo tanto daños que has de gritarlo en un blog?
Espero tu respuesta

Plutarco García